12 abril 2016

deshilachado y anzuelo (con j. alvarado)


SOUNDCLOUD DE MIGUEL RAMIREZ / KDB
Escucha aquí algunas de mis canciones.


GRUPO VITRIOL EN VIVO - FARO DE ORIENTE


una reseña

MIGUEL RAMIREZ “KAMINADORDEBANKETAS”

Hacedor de canciones nacido en la ciudad de México que trabaja desde hace 15 años en el circuito de artistas independientes, su música genera  atmósferas que introducen al escucha en una cadencia de imágenes  oscilando entre lo urbano, lo trágico y lo depresivo, lo individual, lo monótono, lo psicológico, lo arquetípico, la ironía y el sarcasmo.
En su trabajo escénico destacan una serie de performances indigenistas titulados Cariñá, Atzilut-Yetzirá y Vida mía presentados en casas de cultura del oriente de la ciudad de México y presentados en la logia femenina Alma Mexicana y en la logia Valle de México. Fundó el grupo de experimentación sonora “Los Kompas” presentándose en la feria del libro del zócalo de la ciudad de México en el 2010 y en la clínica 29 del seguro social, entre otros eventos. Colaboró haciendo la música en un programa de radio transmitido por el IMER y producido por la Asociación Civil El Caracol. Creó el Multifloro “el Taller” donde se imparten clases de música, se dan conferencias y se realizan conciertos. Proyecto renovado ahora en colaboración con el colectivo “El cerrojo”, del que también es fundador.  Ya en el año 2016 participó en el festival de Trova de San Juan del Río, Querétaro. Actualmente trabaja como compositor guitarrista y cantante en el grupo V.I.T.R.I.O.L. junto con Jesús Alvarado y Jonatan Díaz, y como miembro activo del colectivo El Cerrojo.
En cuanto a su discografía en el 2008 el disco “Macizo” en el 2009 el disco “Cosmo-Rolas” 2010 “Blanco y Negro” y “Rolas sueltas en el Humo” 2012  “In-Tacto I” 2014 “KDB” 2014  Intacto II 2015. Actualmente trabaja en los discos “Suerte de muerto” e “In-Tacto III”.
  


 






20 octubre 2013

Historia



Nos conocimos un medio día y nos besamos. No escuchamos nada más que bla bla bla y te besé otra vez porque eres hermosa, aunque me dolía desde entonces ser yo, tu dolor era como el mío, y tu boca decía mis palabras, y mis ojos solo veían nuestra  realidad. Y tú disfrutabas mis manos... usabas la falda corta, tus piernas torneadas, tus labios gruesos, tu cintura.
No había pena de nada, y un recuerdo era a veces como una espina, porque antes habias llorado, porque yo tambien lloré.
Y nos amamos mucho y poco, pues se rompió el hielo, los cristales, todo... y se nos secó el futuro. –hay que salir de aquí, dije... y saliste solo tú, en cueros. Y nos estrellamos con la primera separación.
Fuiste al psicólogo. Y yo llegaba tarde y borracho a todos lados. Tu mamá me dijo que necesitabas tiempo, que volviera luego. Y me fui borracho a conocer el mundo, otros mundos. Y me pasó de todo: maté un par de veces y volví herido al teléfono de la esquina para llamarte en la madrugada... Descolgado.
Entonces me enamoré de una canción que tocaba diario, que me dió de comer y de beber hasta que se desocupó la línea, porque cuando te oí volví a matar y me escapé al bosque.
Llovía y nos mojamos en el sendero y tú los labios, otra vez. Te recorrí en el bosque y soñé hasta que el desengaño tocó la puerta. Eran como las tres de la tarde, entonces la canción, celosa, me lanzó la verdad en la cara y todos vomitamos. Luego la llevé al silencio de donde vino, entre lágrimas y sangre de las dos bofetadas con que se despidió de mi.
Agarré la guitarra, y tu cintura y caminamos el bosque cada fin de semana; llevabas un ave pequeña entre las manos; e iba a volar con nosotros esos domingos de viento, de mascotas, de agua, de sol.
Yo sabía que no eramos los mismos, pues tardaste unos años en contestar. Y todos los mundos nos cambiaron, pero nos veíamos iguales. Así pues, hicimos una zanja y hablamos de cimientos mientras nos fumábamos un toque. Sudamos mucho, y nos secamos el sudor como felinos: con la lengua. Y así fuimos sabiendo a que sabía el otro, y aprendimos juntos a pegar tabiques...
Entonces llegó un temblor, y se cuarteó una parte; yo sé que el ave saldrá volando y quedaremos tú y yo bajo los kilos de tabique, removiendo de los escombros una tarde de lluvia el paseo aquél por el bosque, los besos felinos, los labios y nos saldrá una sonrisa o una mueca, mientras levantamos de nuevo el muro, mientras levantamos de nuevo el vuelo ligero que conocimos aquel medio dia, mientras acabamos de morir, viviendo.

08 agosto 2012

Artesano de la rola albañil de mi destino sanador herido...

07 agosto 2012

Sobre La CONCIENCIA

Se sabe que en cada neurona hay un flujo de pensamiento abstracto, existen en promedio diez billones de puntos de contacto en todo el cerebro, por lo que la cantidad de configuraciones posibles en el hombre son tantas, o mas que las partículas elementales del universo conocido. De esto resulta, entre otros factores, que no haya dos personas iguales; es innegable que las glándulas de secreción interna, las hormonas y la actividad eléctrica del cerebro son factor imprescindible en el proceso del pensamiento y de la toma de conciencia, pero la realidad que el ser humano aprehende en su existencia depende de muchos factores que no derivan solo de la complejidad de su cerebro… (factores sociales, culturales, espirituales, limitaciones físicas, actos volitivos). ¿Qué es la conciencia?. La conciencia es la noción que tenemos de las sensaciones, pensamientos y sentimientos que se experimentan en un momento determinado. Es la comprensión que logramos del mundo interno y externo. La conciencia en general es el conocimiento que el espíritu humano tiene de su propia existencia. La conciencia es abrir los ojos a la realidad y asi construir la nuestra propia, es darnos cuenta de lo que somos, es la facultad que tenemos para adquirir conocimientos de causa; es el proceso que lleva al hombre a la comprensión de si mismo, de su entorno y por tanto a la capacidad de transformar su alrededor y su ser. El estudio de los estados no ordinarios de conciencia llevó poco a poco al convencimiento de que la conciencia humana no constituye un fenómeno estático sino un proceso evolutivo en permanente transformación, y que la conciencia ordinaria de vigilia, no es más que una modalidad entre muchas otras y característica de un estadio entre muchos otros. De ello resulta que la «realidad» no consiste en meras «cosas», sino que representa un orden de inconcebible sutileza y multiplicidad de niveles. El tener conciencia de la múltiple gradación interna de la existencia forma parte de la experiencia primordial humana. El esoterismo reconoce que no hay conciencia sin alma, donde hay mente hay inteligencia y conciencia en mayor o menor grado, y todo esta contenido en una mente universal, holistica, total, que llamamos Dios, primera causa. Los maestros antiguos hablan sin embargo dos planos de su manifestación hasta donde están concebidos los fenómenos mentales. Descubrieron que había dos planos generales de conciencia: el inferior y el superior. Los caminos espirituales de oriente y occidente subdividen estos dos grandes planos, pero en esencia, está la conciencia que determina los aspectos exotéricos, es decir los que se precipitan en la realidad exterior, y la que dicta los aspectos esotéricos que son aquellos que se experimentan en la realidad interior del hombre. Pues el ser humano, para seguir su aprendizaje y evolución necesita de la información interna y externa. Inclusive, los arquetipos Cielo, Tierra e Infierno, representan niveles de la conciencia; el de la iluminación, de conocimiento y claridad; en el cual se mezcla oscuridad y luz; y aquel donde están los aspectos ocultos: los misterios, la muerte, la putrefacción, etc. Los conceptos de Bien y Mal, son formas en que el ser califica, o evalúa su realidad, pero igualmente derivados del conocimiento que se tenga de las cosas: lo que es bueno para unos es malo para otros, lo que esta bien en un lugar puede estar mal en otro... La moral cambia con las épocas. Derivado de esta forma de abordar la realidad esta el concepto de Pecado; que etimológicamente significa “errar”. El hombre que peca, es porque esta errado. Porque no atina el blanco, el objetivo, su propósito. Calificar como pecaminosa o no la vida de las personas no ayuda a expandir la conciencia. El ser humano, por su condición, esta propenso al error; salvarse del pecado, no es cosa de milagros, sino de tomar conciencia para equivocarnos cada vez menos en la vida. La vida, que as final de cuentas es un continuo aprendizaje y en el cual, como todo aprendiz, fallamos. Por lo que en el comúnmente llamado “pecado” hay un núcleo de ignorancia que es la causa del error. En contra parte esta la Iniquidad; que se refiere a la corrupción conciente y deliberada de la ley, con propósitos opuestos a la naturaleza de las cosas. Una de las más comunes quejas del ser humano es por qué Dios permite que exista el mal sobre la Tierra, la verdad es que Dios no tiene nada que ver con dicha maldad, pues el mal es el resultado de los errores del hombre, es un término relativo que denota el nivel de entendimiento que el hombre tiene de si mismo y de las cosas en general. Para Dios no hay bien ni mal, pues estos son conceptos del intelecto inferior. Hay en cambio activo y pasivo, masculino y femenino, positivo y negativo… y el universo creado es el resultado de la unión armoniosa de estos perfectos opuestos y complementarios. Los ateos no creen en esto, simplemente rechazan lo que no se puede conocer y por consiguiente se niegan a si mismos. Los agnósticos, que no están seguros, simplemente esperan pruebas pero no osan, los Deístas, que aceptan la existencia de Dios, se niegan a comprometerse. La Fe no debe ser una creencia, sino una certeza que nos venga de la razón y la experiencia espiritual, de la expansión de la propia conciencia, para que dicha Fe sea efectiva y real.

(...)

Se desmorona el universo casi, entre mis dedos el polvo cósmico quema. Enciendo la caja las llamas espantan vomita quimeras de telenovela. La luz no es una Estrella. Aro el cemento, surco, me asomo: negrura en las venas aceite, engranes. Falta un tornillo gira aprisa, se zafa, se cae y río yo río.